El ministro de Energía y Minas, , dijo que no se aceptará como condición previa al diálogo en el retiro de las operaciones de la empresa , pedido que ha generado una serie de protestas por parte de un del distrito San Juan de Cañaris.

"No podemos permitir que a una empresa que está cumpliendo el orden legal, el compromiso de las comunidades se le diga que se retire porque un pequeño grupo quiere condicionar un diálogo, no podemos aceptar eso, estaríamos dando una muy mala señal", afirmó en entrevista al programa Agenda Política.

Además, Merino hizo hincapié en las actividades de Candente en este distrito de Lambayeque. "Esta es , aquí no hay explotación minera". Señaló también que la minera viene trabajando hace más de diez años en Cañaris, "explorando en perfecta armonía con las comunidades".

"La última autorización oficial ha sido en el mes de julio, donde ha habido una asamblea escrita en los registros públicos que autorizó continuar con las exploraciones porque también está generando trabajo", agregó Merino.

Refirió que el Estado no defiende a la empresa, la cual viene siendo fiscalizada en el cumplimiento de sus compromisos ambientales y económicos, sino que busca el desarrollo de los más pobres.

No es Conga"Estas son dos cosas distintas. es un proyecto con Estudio de Impacto Ambiental aprobado, para construcción. Aquí [en Cañaris] es simplemente una exploración. Ni siquiera sabemos si hay reservas suficientes para que haya un proyecto", apuntó el ministro.

Merino explicó que en esta zona de Lambayeque tiene más del 50% de mujeres analfabetas, 60% de personas sin servicios de , y el 70% de niños sufre de desnutrición crónica, situaciones que forman parte de la agenda de las mesas de diálogo que se han llevado a cabo.

"Lamentablemente, Cañaris es uno de los distritos aislados de Chiclayo, no tiene carretera a la ciudad. Tiene un solo acceso por Pucará, que es por Jaén. Este aislamiento ha producido una oportunidad de querer desinformar a los comuneros", advirtió.