Los médicos del concretaron su amenaza y entregaron todos los servicios del hospital Belén de Chiclayo, en el marco de la huelga nacional indefinida que acatan desde el pasado 16 de julio en demanda de mejoras salariales.

César Palomino, presidente de la Federación Médica Peruana, explicó que este es el primer nosocomio que entregan luego de que se frustraran las negociaciones con el Ejecutivo.

El dirigente reconoció que la medida es extrema, pero aseguró que en el área de Emergencia y en la Unidad de Cuidados Intensivos del mencionado hospital habrá atención. Informó que solo hay cuatro personas internadas y los demás pacientes fueron estabilizados y transferidos a otros centros médicos.