"Me voy con la frente en alto", afirmó la parlamentaria fujimorista, , al renunciar esta mañana a la presidencia de la Comisión de la Mujer. Como se recuerda, la parlamentaria argumentó que en ocasiones "la mujer fomenta la violencia de su pareja".

"El contexto de mis palabras fueron sacadas de la realidad. Ninguna mujer debe ser víctima de maltrato, lo que ha habido es una mala interpretación, lo puedo comprender, pero jamás puedo estar de lado del varón. Lo que dije es que evitemos la provocación y lo vuelvo a insistir", precisó.

La defendió su trabajo y que incluso recibió los casos más emblemáticos. "Pero si mi trabajo me lleva a dejar el cargo, agradezco mucho a los que me dieron la oportunidad", puntualizó.

En conferencia de prensa pidió disculpas a las mujeres por sus palabras. "Por supuesto que he tenido un error de concepto. No he dado un paso al costado como parte de la , porque no es necesario ya que hice un labor identificada con la mujer", subrayó.