, heredero político de Hugo Chávez, fue proclamado presidente electo de Venezuela por el ente electoral, pese a que el líder opositor desconoció el resultado y exigió a las autoridades un recuento "voto a voto".

Maduro ganó con el 50.66%, apenas 230,000 sufragios de ventaja, mientras que la coalición opositora asegura que sus cuentas dan la victoria al gobernador Henrique Capriles.

El candidato opositor llamó a hacer sonar cacerolas hoy en caso de producirse la proclamación de su rival oficialista, , por lo que se desatarían movilizaciones en las calles para exigir el recuento de votos.