Una nueva debe asegurar la formación de egresados de calidad y con alta empleabilidad en el mercado profesional, es decir, eficientes y éticos. Así como aportar al crecimiento de una nueva ciudadanía y fortalecimiento de la democracia, aseguró , presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Comercio de Lima ().

En un escenario de debate sobre la implicancia de una en el Perú, Vexler reafirmó su posición sobre la necesidad de contar con una nueva ley concertada, que no implique crear más burocracia y que permita avanzar hacia un sistema universitario de clase internacional.

Precisó que una nueva ley debe fomentar la buena gobernanza para que se elijan autoridades con solvencia técnica, académica y moral; que permita la generación del talento para que las universidades tengan profesores e investigadores con estándares internacionales y bien remunerados.

Asimismo, Wexler afirmó que estos profesionales deben acceder a recursos suficientes como infraestructura, laboratorios, bibliotecas y conectividad internacional.

Además, reiteró que debe fortalecerse el sistema de acreditación de la calidad de las universidades, y que ésta debe ser obligatoria para todas las carreras. De lo contrario, las universidades que no se acrediten en un tiempo prudencial, no deberían extender un título profesional a nombre de la nación.

El presidente de la Comisión de Educación señaló que la CCL está a favor de un mecanismo de supervisión concertado, que no sea un organismo controlista ni intervencionista de la gestión universitaria, que pudiera afectar la autonomía, la libertad de enseñanza y la iniciativa privada en educación. "La superintendencia que crea el proyecto en debate no está en línea con estos postulados", precisó.