El presidente de la República, , no hizo política para neutralizar a la oposición y para que el neoliberalismo (económico) funcione en el Perú, afirmó el antropólogo y sociólogo, .

"Humala tenía una bancada importante, se habla que nunca se reunió con la bancada, nunca tuvo elementos que hicieran de mediadores con la bancada, y que organizara la masa que votó por él. No había política y no había política porque se trataba que la política vaya en contra de las decisiones tecnocráticas", señaló.

En otro momento, comentó que el presidente no tiene vocación de hacer política en la administración del Estado y estimó que su estilo de gobierno se puede resumir en "que hay que hablar menos y hay que hacer más".

"Ollanta Humala no tiene vocación de hacer política, no le interesa hacer política, las historias [señalan] que cuando en el Consejo de Ministros comenzaba una discusión política, él se aburre y se va. Él es un ejecutivo, él quiere que las cosas se hagan y que se deje de hablar menos. [Es como si dijera] hay que hablar menos y hay que hacer más", mencionó en Ideeleradio.

Asimismo, manifestó que el jefe de Estado "es como un velero que no sabe a dónde ir y no ha tratado de tomar el timón ni de dirigir las cosas hacia un determinado lado en el Gobierno".

"Es muy irregular, nadie sabe a dónde quería ir. No es pragmático, es de esos veleros que tienen un viento de cola y que lo llevas por donde sea posible. Él no ha tratado de tener el timón ni de dirigir las cosas hacia un determinado lado", sostuvo.

Humala está absolutamente arrinconadoEn otro momento, comentó que el aislamiento de los tecnócratas de algunas supuestas presiones sociales los coloca en una suerte de burbuja, y que por ello, Ollanta Humala está absolutamente arrinconado y aislado.

"Sobre el aspecto del aislamiento, él personalmente se ha aislado de cualquier fuerza política, creyendo que el comandante manda y todos los demás subordinados lo van a obedecer. Y hoy por hoy, nos encontramos con que está absolutamente arrinconado y aislado, mientras que el piloto automático sigue funcionando", dijo.

En ese sentido, alertó que el aislamiento del presidente y la movilización ciudadana es cada vez mayor, y que ademas, los tecnócratas se encuentran con que la única explicación que tiene para los conflictos sociales es la falta de comunicación.

Finalmente, confía en que la reciente designación de Pedro Cateriano como nuevo presidente del Consejo de Ministros, puede ayudar a establecer diálogos para que el gobierno de Humala sobreviva hasta el 2016, a fin de sentar una estabilidad política para los futuros candidatos de las próximas elecciones presidenciales 2016.