El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, manifestó que la controversia en torno al ha pasado a un "segundo plano", luego de la decisión de la empresa Newmont de ponerlo en fase de suspensión, por lo que dijo ahora hemos entrado a un "escenario distinto".

En ese sentido, explicó que en este nuevo contexto el asunto central es resolver los problemas económicos de Cajamarca provocados por las medidas de fuerza, pues se trata de la única región del país que no ha crecido en el último año y que se encuentra en recesión.

"Los negocios en Cajamarca están en una situación crítica, al igual que el trabajo de la gente. Entonces necesitamos construir una agenda en positivo que nos permita que la gente pueda trabajar en condiciones normales", manifestó , al exhortar a las autoridades a terminar con las movilizaciones.

"La invocación al gobierno regional es para que nos sentemos a dialogar sobre los temas efectivos de . Ya el tema de la mina es un tema que pasa a segundo lugar. Ahora debemos comenzar a trabajar por la comunidad, por las obras, por lo que la gente necesita. La recesión en Cajamarca tiene que desaparecer", refirió el primer ministro en diálogo con la prensa.

Al respecto, manifestó que desde ahora "tenemos que pasar a un nivel en el que el trabajo, el comercio, el turismo y todas las actividades productivas de Cajamarca comiencen a funcionar nuevamente".