El vocero de , José León, sostuvo que volver a citar a a la Comisión de Fiscalización demostraría un ánimo de venganza política contra el expresidente, quien es investigado por las millonarias compras inmobiliarias por parte de su suegra Eva Fernenbug a través de la empresa Ecoteva.

Argumentó que esto evidenciaría que "la gente que no sabe perder" quiere una segunda oportunidad para "agraviarlo".

"Sería un abuso de poderes, de autoridad, volver a citar no haría más que desacreditar a la Comisión de Fiscalización, sería además una clara muestra de venganza, sería una venganza política que condenaría a quienes pensamos que puede haber una investigación (imparcial)", alegó.

En otro momento, el legislador precisó que tanto Toledo como su esposa, Eliane Karp, "demostraron (en ese grupo de trabajo) que jamás se pensó en pedir asilo, ni dejar de concurrir ante los organismos que investigan este caso".

"La muestra se ha dado en las cerca de 30 horas en las que ambos comparecieron tanto ante el Poder Judicial y el Congreso de la República"