Frente a las en contra de las actividades de la compañía minera Xstrata en la zona de Espinar (Cusco), el ministro de Energía y Minas señaló que los movimientos responden a "una corriente radical" que usa el tema del agua para azusar a la población en contra de la actividad minera.

"Espinar solo tiene agua potable tres horas al dia. Sin embargo, hace más de tres años tiene un estudio aprobado de un proyecto de S/. 42 millones. Pero no lo han sacado porque siempre tienen el tema del agua como un argumento de que están abandonados", dijo el ministro a Canal N".

Aseguró que la Municipalidad de Espinar cuenta con un prupuesto de alrededor de S/. 200 millones anuales, de los cuales solo ejecutó el 37% en el 2011. "Entonces, no es un tema de dinero, aquí hay un tema político", dijo.

Merino declaró que estas , que ya tuvieron como primera víctima al proyecto minero (Cajamarca), están afectando ahora a Tintaya (Cusco) y "luego seguirá Las Bambas (Apurímac)".

Por último, ante la en la provincia, Merino precisó que el diálogo se ve obstaculizado: "No pueden (los ministros) ir a convesar cuando un grupo violentista impone condiciones no aceptables. Han ido con todo el pero la posición es muy radical. Lo único que quieren es que se vaya la mina".