Luego que las de Surquillo y Ate-Vitarte incumplieran presuntamente el Reglamento de Publicidad Estatal en período electoral, el (JNE) abrió un proceso sancionador contra los alcaldes de los respectivos municipios.

En el caso del burgomaestre de Surquillo, , el JNE le otorgó un plazo de dos días para que retire la publicidad estatal detectada en las calles del distrito, tras ser notificado una supuesta utilización de recursos públicos para uso de campaña electoral.

Respecto al alcalde de Ate-Vitarte, , la municipalidad de Ate-Vitarte difundió publicidad estatal sobre la inauguración de pistas y veredas sin que ello tenga las características de utilidad pública lo cual constituiría una infracción al mencionado reglamento.