El , Carlos Ramos Heredia, afirmó que como consecuencia de las investigaciones que se desarrollan en diversas provincias del país sobre organizaciones criminales, los sicarios se están moviendo hacia Lima para camuflarse.

"La manera como se está actuando ha producido en el lado oscuro, en la delincuencia, una reacción. Se están viniendo a Lima los sicarios y algunas organizaciones para poder camuflarse en las zonas periféricas", afirmó.

El titular del dijo que este movimiento es el resultado de las investigaciones de la fiscalía en regiones como Piura, Tumbes, Iquitos y Áncash. Próximamente se iniciará acciones en Arequipa, a pedido de organismos de máximo nivel.

Ramos Heredia señaló que en el Perú ya no solo existe la corrupción en el Estado, sino también el crimen organizado.

Por ello manifestó que la preocupación de su despacho es que se respete los debidos procesos en las investigaciones para evitar que el Perú tenga sanciones de organismos internacionales en el futuro.