La calidad de la educación universitaria no quedará asegurada mediante la instauración de mecanismos de control, fiscalización, vigilancia e intervención, y la creación (bajo la Ley de Reforma Universitaria) de una Superintendencia Nacional de la Universidad Peruana "va en ese camino". Así lo argumentó , ex viceministro de Educación.

De acuerdo al proyecto de ley que se debate en la Comisión de Educación del , la Superintendencia –adscrita al Minedu– sería el ente rector de las universidades. Entre sus competencias, estaría la aprobación de los planes de estudio, y el nombramiento, la ratificación y la promoción de profesores.

Uno de los cuestionamientos que pesan sobre la es que la implementación del mencionado ente pondría en riesgo la autonomía de universidad, lo cual ha generado enfrentamientos entre los estudiantes universitarios y las fuerzas policiales en los últimos días.

Para el especialista en materia educativa Idel Vexler, "algunos sectores consideran que el mejoramiento de la universidad peruana pasa por generar instituciones de control, ese es un error. El debate debería centrarse en la transferencia cientifica y tecnológica, la investigación y el desarrollo, y en establecer un vínculo estrecho con la empresa privada".

Voto universalPara lograrlo, subrayó la necesidad de mejorar las condiciones de gobernanza de la universidad. No obstante –manifestó–, la solvencia académica, técnica y de gestión del rector, el vicerrector y el decano no se garantizaría a través del establecimiento del voto universal. "El remedio sería peor que la enfermedad. El problema se agudizaría, dado que primaría el carisma, los ofrecimientos y las promesas", sustentó.

AcreditaciónDe otro lado, Vexler se mostró a favor del fortalecimiento del sistema de acreditación institucional. Según dijo, todas las carreras universitarias deberían atravesar un proceso de acreditación de manera obligatoria. El plazo máximo precisó para alcanzar la acreditación debería establecerse en consenso, tras el cual las facultades carentes del documento queden imposibilitadas de otorgar un título a nombre de la Nación.

Educación universitaria en cifrasAsimismo, el ex viceministro lamentó que la relación de la universidad peruana y la transferencia tecnológica aún sea débil. Mientras que el Estado peruano destina a las US$ 295 millones, Chile pone a su disposición US$ 3 mil 917 millones.

En tanto, la inversión promedio de la universidad pública en equivale al 3% del presupuesto universitario, una brecha bastante amplia respecto al promedio latinoamericano, que se mantiene en 20%. Por su parte, las universidades públicas de Brasil destinan el 40% de su presupuesto en I+D, el porcentaje más alto de la región en torno a este concepto.

La producción ciéntifica en el Perú también es baja respecto a los demás países de América Latina. Según el Ranking Iberoamericano SIR 2010, mientras las universidades peruanas producen alrededor de 1,825 documentos científicos al año, las argentinas y las chilenas desarrollan 32,076 y 24,154 documentos de esta naturaleza, respectivamente.

"Una universidad que no tiene recursos suficientes ni buena gobernanza no tiene las condiciones de confianza para generar alianzas estratégicas con la . Hay que buscar mecanismos para cambiar esto", concluyó.