.- El presidente hizo un llamado a los que hoy día se encuentran en incertidumbre sobre el proceso de formalización, a que no apuesten por la violencia. Aseguró que el Gobierno no puede dialogar cuando alguien amenaza los derechos constitucionales como el libre tránsito.

"Hemos dispuesto que el Gobierno y las fuerzas del orden no van a permitir este tipo de acciones. Creemos en el diálogo franco, transparente y fraterno, pero no en chantajes e imposiciones de nadie", manifestó.

Luego de participar en la rehabilitación de la carretera Trujillo – Shiran – Huamachuco, un grupo de periodistas locales preguntó al mandatario sobre las continuas protestas y bloqueos de carreteras por parte de los mineros informales, y los avances en las conversaciones de éstos con el Gobierno.

Respecto a la , declaró que todo el país debe unirse para luchar contra ella. Mencionó los casos de Madre de Dios y Puno, donde la minería ilegal ha causado deforestación del ecosistema y contaminación de los ríos, respectivamente.

A los mineros informales, "a ellos hay que darles nuestro apoyo como ya lo hemos hecho, estableciendo reglas de juego, diálogo permanente para que todos ellos encuentren un camino en la formalidad", dijo.

"No vamos a variar los plazos de formalización pero sí nos hemos propuesto a los mineros que estén en vías de formalización, que estén realmente comprometidos en la vía de formalización, que los vamos a acompañar, que no queremos que pasen a la ilegalidad, y queremos que contribuyan al crecimiento del país", expresó el mandatario.