Módulos Temas Día

Hernán Chaparro: "La aprobación presidencial depende del liderazgo de Humala"

El gerente general de GFK consideró que el Gobierno debe definir una posición en relación a la minería y a los conflictos sociales.

Guillermo Westreicher H.gwestreicher@diariogestion.com.pe

Según la última encuesta de la compañía de investigación GFK, la desaprobación de Humala subió de 38% a 44% en mayo. Los aspectos más valorados de la gestión son el desarrollo de los programas sociales y las relaciones internacionales, mientras que se cuestiona la capacidad de luchar contra la corrupción, la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo.

Hernán Chaparro, gerente general de GFK, sostuvo que la aprobación del Presidente dependerá de su liderazgo. Por esta razón, debe definir una posición en relación a la minería y los conflictos sociales.

"Humala entra con un plan y producto de una serie de situaciones,y, en vez de liderar o marcar la agenda, son los conflictos sociales los que la marcan. Creo que el Gobierno ha perdido el rumbo y necesita retomar el liderazgo, las ideas fuertes y lo temas que sean relevantes para el país. El problema es que quiere contentar a todos", indicó.

Según el especialista, se debe tener en cuenta que los gobiernos regionales tienen cada vez mayor autonomía. Por ello, se requiere creatividad y operadores políticos con capacidad de negociación y persuasión.

"La aprobación presidencial no dependerá de los conflictos sino de cómo el Gobierno los asuma y logre poner en agenda los temas realmente importantes para el país. La pregunta es: ¿La forma cómo se viene enfrentando las protestas en Espinar refleja crecimiento con inclusión?", manifestó.

Renuncias

En relación a la renuncia de Javier Diez Canseco, Rosa Mavila y Verónika Mendoza, Chaparro consideró que afectan la imagen del Gobierno, y que las declaraciones de Fredy Otárola – líder de la bancada nacionalista- no suenan convincentes. De esta forma, no hay ideas fuerza ni una respuesta contundente que haga sentir que la situación está controlada, sino que al parecer hay desconcierto y descoordinación en el oficialismo.

"Se esperaba mayor comunicación y capacidad de negociación por parte del partido de Gobierno. Por ejemplo, en mi opinión, la renuncia de la congresista Mendoza no es por un tema ideológico-político sino por una cuestión personal, porque se sintió poco respaldada. Nadie se acercó a conversar con ella, por lo cual se sintió aislada dentro de su grupo parlamentario", añadió.

Leer comentarios ( )