El candidato opositor reunió el pasado domingo a cientos de miles de venezolanos contrarios al actual régimen en la avenida Bolívar, una zona de tradicional concurrencia chavista, logrando la mayor concentración opositora desde 1999.

Desde seis puntos distintos de la capital de ese país, marcharon nutridos grupos de ciudadanos que apoyan la opción electoral de . "Yo no soy la oposición, soy la solución", buscó reposicionarse el postulante de 40 años, con una frase que busca atraer a los electores aún indecisos.

"Nicolás, tú irás a ganar las elecciones en La Habana, pero yo voy a hacerlo aquí en Venezuela el 14 de abril", arremetió contra su rival político y presidente encargado, .

En el evento "Caracas Heroica", el gobernador del Estado de Miranda no sólo ofreció la nacionalidad venezolana a los servidores cubanos que deseen quedarse a trabajar en Venezuela, también advirtió sobre una eventual expulsión a los asesores cubanos que actúen en los cuarteles de la Fuerza Armada venezolana, en caso de triunfar este 14 de abril.

Asimismo, invitó a los seguidores de analizar el contraste entre sus condiciones económicas y el estilo de vida adoptado los funcionarios del Gobierno para luego tomar una decisión respecto a su voto.

"Vamos a ganar el próximo domingo", afirmó Capriles, que llamó a descartar el triunfalismo y a cuidar los votos de la oposición el día de las elecciones. Todo ello en medio de una campaña de apenas diez días, la cual culminará el próximo jueves.

No obstante, a pesar del optimismo del gobernador de 40 años, la mayoría de las encuestas lo colocan, al menos, 10 puntos por debajo de Maduro.