La empresa minera Yanacocha, conformada por Newmont, Buenaventura y el IFC, tendrán que evaluar si asumen los costos de las recomendaciones del al Proyecto Conga, así estas medidas tengan costos altos, argumentó el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

Recordó que Alberto Benavides de la Quinta, fundador de Buenaventura, manifestó que se allanarían al peritaje internacional, y Roque Benavides, presidente ejecutivo de dicha minera, también que asumirían lo que diga el Gobierno tras el informe oficial.

Conga es un proyecto de 4,800 millones de dólares, pero ahora Yanacocha, su propietaria, tendrá que evaluar sus inversiones.

"Ahora que ya tenemos un documento, un texto, ellos tendrán que costear (las ). Y a ellos también le tocará que tomar una decisión. Todas estas medias cuestan, eso es un hecho. Y, aún cuando el costo puede ser alto, yo creo que hoy día la empresa tiene que reconocer que ya no sólo es una lógica de responsabilidad social, sino una lógica de bienestar colectivo", expresó el ministro Pulgar Vidal en RPP.

Agregó que el objetivo de Yanacocha implica "reducir las fuentes y las raíces de la conflictividad, y de la viabilidad de su proyecto".

"Es un costo que les tocará asumir, pero yo no me puedo meter en la decisión de ellos. Lo que sí quiero reiterar es que al Gobierno le toca recuperar este rol equilibrador de Estado: establecer condiciones y que las empresa tienen que ver si las pueden cumplir o no", aseveró.

Para el ministro del Ambiente, el proyecto Conga significa un en torno a las actividades económicas.

"Lo que tenemos que ver es la manera de hacer las actividades económicas de la nueva manera en el Perú, y esa mejor manera es ambiental y social. Y claro, lo económico va a entrar a jugar, pero ahí vienen las decisiones de las empresas", advirtió.