El lamentó los hechos de violencia en Venezuela y llamó al diálogo entre los diferentes grupos políticos de dicho país para el restablecimiento de la paz social.

A través de un comunicad del Ministerio de Relaciones Exteriores, finalmente se pronunció ante la situación crítica en : "El Gobierno del Perú expresa su preocupación por los hechos de violencia ocurridos en la hermana República Bolivariana de Venezuela el pasado 12 de febrero y lamenta profundamente el y varias otras heridas que resultaron en estos sucesos".

Extendió sus condolencias al "pueblo y gobierno venezolanos", en especial a los deudos de las víctimas". E hizo un llamado al diálogo entre y sus opositores:

"El Perú hace un fraterno llamado al diálogo franco y transparente entre los diferentes grupos políticos venezolanos, en un marco de pleno respeto a los principios y libertades democráticas, indispensables para la estabilidad, el desarrollo y la paz a que tienen derecho los pueblos".

Finalmente, formuló "sus más fervientes votos para el pleno restablecimiento de la paz social en todo el país, en un marco de legalidad y tolerancia".