La gobernadora de la región Arequipa, , denunció hoy que los promotores de las protestas contra la mina de Southern están amenazando a los pobladores de Islay para que se unan a las manifestaciones y aquellos que no lo hacen son apedreados.

"Exigimos al Ministerio del Interior, al Ministerio Público, al Poder Judicial a hacer un trabajo efectivo sobre la agresión a las familias que no se suman a la protesta", enfatizó.

Indicó que hoy se reunió con más de 30 pobladores del Valle del Tambo, en la sede del Gobierno Regional de Arequipa, quienes denunciaron que sus casas fueron apedreadas por no unirse a las protestas y entre las cuales figuran una anciana de 90 años.

"Una de esas casa ha sido la casa de la mamá del presidente de la Junta de Usuarios de Punta del Bombón, una señora de 90 años de edad; asimismo han existido manifestaciones en las afueras del consejero regional de la provincia, porque tampoco se suma al paro", declaró en RPP.

Osorio exigió celeridad en las investigaciones para identificar quienes están detrás de estas agresiones.

"La gente está desesperada, están llorando, se sienten totalmente amenazados, y viene una delegación adicional de familias a quienes vamos a tener que darles alojamiento porque no se sienten seguros en el Valle del Tambo", subrayó.

También pidió a los dirigentes que promueven las protestas deslindar alguna responsabilidad en estos actos violentos contra quienes no quieren participar en las protestas.

"Por la conversación que tengo con las personas y familias que han llegado del valle, me dicen que consideran que por la habilidad que tienen al desplazarse y pasar rápidamente apedreando las casas, al parecer es gente que viene de otro lado y que ya están dentro de esta manifestación", subrayó.

Asimismo, calificó de "repudiable" que algunos efectivos de la Policía Nacional se vean involucrados en el "sembrado" de armas para culpar de violencia a algunos manifestantes.

"Exigimos la investigación y las sanciones inmediatas que amerita el caso", subrayó.