París (Reuters).- Análisis forenses realizados en Francia concluyeron que el líder palestino no murió por envenenamiento, tal como había sido sugerido en un reporte médico previo, dijo una fuente que tuvo acceso a las conclusiones del informe.

"Los resultados de los análisis nos permiten concluir que la muerte no se produjo como resultado de un envenenamiento", dijo la fuente a Reuters, tras citar las conclusiones del reporte de expertos forenses franceses que fueron entregadas a la esposa de Arafat, .

El mes pasado, expertos forenses suizos determinaron, a partir de exámenes previos realizados a las muestras tomadas del cuerpo de Arafat, que los resultados eran consistentes con un envenenamiento con polonio, aunque esto no podía considerarse como prueba absoluta de la causa de fallecimiento.

Arafat murió en un hospital de Francia en noviembre del 2004, cuatro semanas después de enfermar tras una comida y de sufrir vómitos y dolores estomacales.

La causa oficial del deceso fue una apoplejía generalizada, pero médicos franceses dijeron en la oportunidad que no podían determinar el origen de la enfermedad. No se llevó a cabo una autopsia.