Módulos Temas Día

Exfuncionario de la Sunat y operador de Vladimiro Montesinos implicado en caso Panama Papers

Según informe del portal Ojo Público realizado con Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Mauricio Muñóz – Nájar Bustamante se convirtió en consultor de Mossack Fonseca para facilitar la elusión de impuestos a sus clientes con la apertura de offshores en Estados Unidos.

notitle

El operador del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos y quien fuera un alto funcionario de la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat) durante la década del 90, Mauricio Muñóz – Nájar Bustamante, es otro de los personajes involucrados con la firma panameña Mossack Fonseca dedicada a la apertura de offshore en paraísos fiscales, de acuerdo al reporte del portal de investigación periodística Ojo Público.

Según la pesquisa, Muñóz –Nájar Bustamante se convirtió primero en cliente y luego en consultor del bufete de abogados para facilitar la elusión de impuestos a sus clientes con la apertura de sociedades offshores en Nevada (Estados Unidos).

Los correos y documentos que Mauricio Muñóz –Nájar intercambio con los agentes de Mossack Fonseca en Lima y Panamá, a la que tuvo acceso Ojo Público como parte del caso "Panamá Papers", evidencian cómo se reunieron para generar esquemas tributarios que permitieron a grandes empresas pagar menos impuestos y que fueron poco rastreables o sospechosos para la Sunat.

"Una muestra fue la estrategia administrativa y tributaria que Múñoz – Nájar coordinó directamente con el abogado Ransés Owens, entonces director y socio de Mossack Fonseca en Panamá, para supuestamente librar de la fiscalización de la Sunat a la Pesquera Diamante en relación a su sociedad offshore Amaril Tradinf LLC, registrada en Las Vegas (Nevada)", refiere el informe.

La solución que escogieron, de acuerdo al largo intercambio de correos, fue conseguir un certificado de un contador de Nevada para afirmar que Amaril Trading LLC tributaba en Las Vegas y no tenía negocios en Perú que la obligaran a rendir cuentas a la Sunat.

El abogado habría usado también a una compañía en Paraguay para realizar transferencias de dinero entre empresas de una misma corporación con el único fin de que está pagará menos impuestos.

La investigación periodística reveló además que Mauricio Múñóz – Nájar junto a sus hermanos Edgardo y Gonzalo crearon en el 2008, su propiedad sociedad a medida para la triangulación de facturas emitidas a sus clientes. Fue el propio director y socio de Mossack Fonseca, Ramsés Owens, quien los ayudó a diseñar la estructura de Gairns International LLP, con sede en el Reino Unido, que sería la encargada de emitir facturas por los servicios que daba el estudio Muñóz – Nájar Bustamente y Asociados.

¿Quién fue Mauricio Muñóz – Nájar?

Entre los años 1991 y 2000, este abogado fue jefe de fedatarios, gerente adscrito a la Intendencia de Principales Contribuyentes Nacionales, gerente de la Unidad de Clausura y Sanción, Intendente Nacional Jurídico y uno de los asesores principales de los superintendetes Adrián Revilla, Jaime Ibérico y Jorge Baca Canpodónico, quienes fueron investigados tras las caída del régimen del Alberto Fujimori.

En agosto del 2000, llegó a ser designado Superintendente Nacional Adjunto de la Sunat, pero duró poco tiempo. Mientras dirigía la Intendencia Nacional Jurídica de la Sunat en 1997, fue uno de los artífices del RUC Sensible, un régimen especial creado ese año para que un selecto grupo de funcionarios públicos se librará de controles tributarios.

El RUC Sensible fue aprobado por su despacho poco después que se filtrara por primera vez a la prensa la declaración jurada de Montesinos Torres. Por este caso, pudo terminar en prisión pero se libró al acogerse a la Ley de Colaboración Eficaz a cambio de beneficios judiciales en el 2001. Ante este acuerdo, obtuvo una pena reducida de cuatro años de prisión suspendida por delitos contra la administración pública.

Leer comentarios ( )

Ir a portada