Módulos Temas Día

Enrique Castillo: Al estilo Montesinos


El analista político Enrique Castillo hace un análisis en el siguiente artículo de la crisis generada por el video en el que un congresista del grupo de Kenji Fujimori ofrece obras públicas a un congresista de Puno si vota en contra de la vacancia presidencial. 

PPK

PPK

PPK

USI

Que Kenji Fujimori se había convertido en el único aliado del Presidente Pedro Pablo Kuczynski y en su principal operador político ante la incapacidad del bloque oficialista, era una verdad que todos sabían.

Pero que el menor de los Fujimori hablaba y ofrecía el oro y el moro a nombre del gobierno –si el contenido de los videos se confirma- a nombre del Presidente y de los ministros, era una sospecha que el Ejecutivo se esmeraba en negar, pero que cobraba más fuerza con el paso de los días.

Se hablaba mucho de ello, y los fujimoristas lo denunciaban en los
últimos días, pero quedaba en eso, en sospecha y denuncia. Sin embargo, ahora las denuncias -si las pruebas son verídicas y actuales- parecen tener fundamento y cobrar visos de verosimilitud.

Si esto es así, va a pasar como lo que ocurrió con los videos de Vladimiro Montesinos , hasta que no salieron los videos que filtró Matilde Pinchi Pinchi, nadie daba certeza a los rumores.

Esto no solo complica más al Presidente, que ha convertido a Kenji
Fujimori
en su operador engreído y en su principal esperanza para evitar la vacancia, sino que echa terribles sombras sobre todo el gabinete, y no solo porque en los videos se hacen ofrecimientos que los involucran directamente, sino porque todo esto demostraría que la labor de los ministros en particular y del Ejecutivo en general, en lugar de estar dedicada a solucionar los principales problemas del país, ha estado orientada a prácticas cuestionables con el único fin de salvar al
Presidente.

Porque de aquí en adelante todos los rumores y las denuncias sobre
compra de votos van a ser consideradas como ciertas, lo sean o no, y
todos los votos que el Presidente pueda tener a favor, podrían ser
sospechosos de haber sido conseguidos via “compra” de conciencias a
cambio de todo lo que el Ejecutivo haya podido ofrecer.

Pero además, y quizás lo más grave, si el Presidente se salva de la
vacancia, y todo lo denunciado es verdad, se quedará con un cargo más sobre él, y su gobierno, así como sus aliados y “salvadores”
(“comprados” o no) quedarán marcados y serán comparados con aquellos personajes que en otras épocas vendieron sus votos.

Leer comentarios ( )

Ir a portada