(Reuters).- (EEUU) y la (UE) acordaron hoy trabajar juntos para aliviar la dependencia del gas ruso y preparar nuevas sanciones económicas en respuesta a las acciones de Rusia en Ucrania, incluyendo algunas medidas en el sector energético.

Tras una reunión con altos funcionarios de la UE, el presidente estadounidense dijo que el mandatario ruso se equivocó si creyó que podría dividir a Occidente o contar con su indiferencia respecto al anexo de .

Líderes del grupo de las siete mayores economías del mundo decidieron esta semana no aplicar sanciones contra la economía de Moscú salvo que Putin de nuevos pasos para desestabilizar u otras exrepúblicas soviéticas.

"Pero si Rusia mantiene su rumbo actual, su aislamiento aumentará, las sanciones se incrementarán y habrá más consecuencias para la economía rusa", sostuvo Obama en una rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Ante una audiencia de aproximadamente 2,000 jóvenes, Obama mostró respeto por una Rusia fuerte pero destacó que "eso no significa que Rusia puede maltratar a sus vecinos". También sostuvo que la OTAN redoblará su presencia en los nuevos miembros del Este de Europa que limitan con Ucrania para garantizar que la alianza pueda protegerlos.

Ayuda del FMILas nuevas autoridades ucranianas anunciaron un aumento del 50% en los precios del gas desde el 1 de mayo, cumpliendo con una impopular condición impuesta para conseguir dinero del Fondo Monetario Internacional ().

Se espera que la entidad financiera internacional anuncie en los próximos días un paquete de rescate para Ucrania de US$ 15,000 millones, dijo el Financial Times.

Por su parte, el Banco Mundial advirtió que el impacto económico de la anexión de Crimea podría llevar a Rusia a una profunda recesión este año, incluso si las potencias occidentales no aplican sanciones comerciales.