WASHINGTON (AP) .- dijo el domingo que está "horrorizado" por el cañoneo "vergonzoso" por Israel de una escuela de la ONU en que alberga a unos 3,000 desplazados por la guerra.

En un lenguaje inusualmente severo y directo, Estados Unidos criticó el ataque que la víspera mató a 10 personas, e hizo notar que la escuela había sido designada una localidad protegida y que las fuerzas de defensa de Israel habían sido informadas numerosas veces de las coordenadas.

La portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki llamó a Israel a hacer "más para cumplir sus propios estándares y evitar bajas civiles".

La condena estadounidense se dio a conocer luego de que el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, describiera los ataques cerca de la escuela en Rafa como "una indignidad moral y un acto criminal".