Davenport, Estados Unidos (Reuters).- El presidente estadounidense, Barack Obama, prevé la aprobación de una reforma inmigratoria y un acuerdo para reducir el déficit en su segundo mandato, en una nueva señal de cuáles serán sus prioridades si gana las elecciones del 6 de noviembre.

En una entrevista con un periódico divulgada el miércoles, Obama insinuó que los republicanos estaban ayudando a su campaña a ganar el voto hispano.

El mandatario dijo al diario Des Moines Register que confiaba en que, de mantenerse en el cargo, será aprobada una extensa reforma inmigratoria el año próximo y predijo que lograría un acuerdo de reducción del déficit en el plazo de seis meses con los republicanos en el Congreso.

La entrevista fue inicialmente off the record, pero luego de que el periódico se quejara por la restricción la Casa Blanca divulgó la transcripción. "Ya que esto no va a ser publicado, seré bien directo. Si gano un segundo mandato, una enorme razón por la que ganaré un segundo mandato es porque el candidato republicano y el Partido Republicano han alienado tanto al grupo demográfico que más crece en el país, la comunidad latina", dijo Obama en la entrevista con la dirección editorial del diario.

El candidato republicano Mitt Romney y muchos miembros de su partido adoptaron una dura postura sobre la inmigración ilegal.

La creciente presencia hispana podría ser decisiva en estados estratégicos como Nevada, Colorado, Florida, Virginia y Ohio.

Dos semanas antes de las elecciones, ambos candidatos están parejos con una diferencia mínima de un punto porcentual. En una encuesta de Reuters/Ipsos divulgada el miércoles, Romney superó a Obama por 47% a 46%, mientras que el martes la ventaja había pertenecido al presidente.

Voto femeninoOtro electorado crucial en la recta final, las mujeres, también estuvo presente en la campaña del miércoles a causa de una polémica declaración sobre las violaciones hecha por Richard Mourdock, candidato republicano al Senado por el estado de Indiana.

En un debate con el demócrata Joe Donnelly el martes, Mourdock dijo que el embarazo causado por violación es "algo que Dios pretendía que sucediera".

La portavoz de la campaña de Obama, Jen Psaki, afirmó que el presidente consideró el comentario como "ultrajante y degradante para las mujeres", y añadió que causa perplejidad que Romney no haya exigido que un anuncio en que apoya a Mourdock sea retirado del aire.

"Esto es un recordatorio de que un Congreso republicano trabajando con un presidente republicano, Mitt Romney, creería que las mujeres no deberían poder escoger sobre su propia atención a la salud", dijo la portavoz a periodistas en el avión presidencial que llevó a Obama a Iowa.

La campaña de Romney intentó distanciarse de las declaraciones, diciendo que no reflejaban la postura del candidato, pero no exigió que se retirara el anuncio.

Con la carrera tan justa, ambos candidatos estaban aumentando sus presentaciones. Obama planea visitar ocho estados en dos días, mientras que Romney se presentaba en Nevada y Iowa el miércoles antes de pasar todo el día en Ohio el jueves. En Nevada, el republicano advirtió que cuatro años más con Obama en el cargo serán devastadores para la economía.

Nevada tiene la tasa de desempleo estatal más alta con un 11.8% y ha sido uno de los principales estados con ejecuciones inmobiliarias. "Si es reelecto, estoy convencido de que verán el valor de sus viviendas más bajo. Y se les hará más difícil también conseguir hipotecas", aseguró Romney en un acto en Reno.