Los líderes de 33 comunidades campesinas de Chalhuahuacho presentaron al gobierno, representados por el ministro de Agricultura y Riego, y seis viceministros de Estado, una agenda de 30 puntos con una serie de pedidos para evitar que tomen medidas de fuerza.

El ministro Benites se reunió con los líderes de las 33 comunidades campesinas de Chalhuahuacho, los alcaldes distritales y provinciales de Cotabambas, y el Gobierno Regional de Apurímac, y resaltó que la población apuesta por el diálogo y se opone a adoptar medidas de fuerza.

"Se ha abierto un espacio de diálogo y el Gobierno ha podido mediar en esta situación. Hemos llegado a buen término y nos sentaremos en una mesa de trabajo con la empresa para sumar esfuerzos por el desarrollo de las comunidades de Chalhuacho", expresó.

La agenda de 30 puntos ha sido distribuida en cuatro grupos de trabajo: infraestructura productiva y social, agricultura, minería-ambiente y responsabilidad social.

"En un principio la enorme mayoría de comunidades han acordado no realizar paros, sino más bien nosotros como Estados vamos a enviar técnicos de los diversos ministerios para atender las necesidades de la población de la zona de influencia de Chalhuahuacho", señaló.

Benites aseveró que se trabajará para brindar agua para los cultivos y ganadería, y se han identificado siete programas de negocios en el sector agrícola de esa zona altoandina para productos que pueden abastecer a la mina de y a los mercados locales y extranjeros, con cultivos como la quinua y productos "que contribuirán a elevar la calidad de las familias del campo".

Asimismo, Benites puntualizó que ahora el Poder Ejecutivo busca cambiar la dinámica de reuniones, con un diálogo en el mismo campo con los técnicos, para no solo demostrar voluntad, sino el compromiso real para fortalecer la confianza en el gobierno que impulsa la inclusión social.

También el titular del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) formuló una invocación a la población del interior del país a mantener la calma y promover el diálogo con sus autoridades, las cuales "están siempre abiertas a escuchar y a tener propuestas".

"Pero sobre todo, no hay que dejarnos llevar por grupos radicales que puedan aparecer y que, lamentablemente, promueven la violencia", aseveró.

Finalmente, el ministro Benites expresó que Las Bambas es el mayor proyecto minero actualmente en el Perú, en el cual se estima desarrollar una inversión superior a los US$ 6,000 millones y además es el yacimiento de cobre más importante, y que "traerá enormes beneficios para las comunidades de Apurímac y de todo el país".

En la cita de ayer también participaron seis viceministros de Agricultura, Educación, Minas, Salud, Vivienda y Transportes y se instalaron las cuatro mesas de trabajo para identificar proyectos que incidan directamente en el desarrollo de Cotabambas.