(Gestión/Reuters) La situación actual de la economía de Venezuela se asemeja la que el país vivió en los años 70, con altos niveles de endeudamiento y de déficit fiscal, sostiene Alejandro Arreaza de Barclays Capital en un artículo del diario La Tercera.

Si bien el nivel de pobreza en el país llanero pasó de 43.9% desde 1998 a un 26.7% en el 2011 y la indigencia se redujo a 7% desde el 17.1%, analistas advierten que ello se logró en medio de un deterioro general de la economía.

En el periodo de gobierno de , el PBI venezolano apenas creció en promedio 2.9% anual, por lo que las reducciones en la pobreza se dieron en base a mayor endeudamiento y un insostenible déficit fiscal, que en el 2012 sería de 15.3%, según el diario chileno.

En tanto la deuda pública pasó de US$ 31,000 millones a más de US$ 149,000 millones. Arreaza sostiene además que el deterioro de la economía venezolana se dio incluso cuando el precio del crudo, la principal fuente de ingreso del país sudamericano, pasó de US$ 10.6 por barril en 1998 a alrededor de US$ 100.

"La situación es insostenible y , el posible sucesor de Chávez, no estaría dispuesto a moderar el gasto ni devaluar", indica el analista de Barclays.

Reunión en CubaEn tanto en Cuba se volvieron a reunir las tres figuras más poderosas del Gobierno venezolano después de Chávez, con el fin de constatar el estado de salud de su líder y sostener reuniones con altos mandos de La Habana. El vicepresidente Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional, , y el ministro de Petróleo y presidente de la estatal PDVSA, Rafael Ramírez, han estado yendo a Cuba desde que el mandatario de 58 años fue operado por cuarta vez de cáncer a principios de diciembre.

El domingo, como a lo largo de la semana, continuaban en toda Venezuela las concentraciones y conciertos en solidaridad con Chávez.

"Comandante, tómese su tiempo para regresar a estar con nosotros", dijo al canal estatal el gobernador de Trujillo, Henry Rangel, durante un acto en respaldo de la decisión del máximo órgano judicial del país que avaló la prórroga de la jura de Chávez el pasado 10 de enero, como estipula la Constitución.