Gran sorpresa suscitó la presencia de simpatizantes terroristas en la sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso cuya coordinación se habría hecho con el despacho del parlamentario . Sin embargo, este deslindó cualquier responsabilidad.

"Todos los años el comité Malpica me pide la autorización para realizar el homenaje y gestionar la sala y los he apoyado. Hubo una mala utilización de lo que generosamente hice", declaró a la prensa.

Además, dijo sentirse no solo sorprendido, sino "malamente traicionado" por aquellos a quienes depositó su confianza.

Cabe recordar ayer se realizó una ceremonia al fallecido político Carlos Malpica, ex diputado y creador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y que fue usada por Manuel Fajardo, el fundador del y abogado del cabecilla terrorista Abimael Guzmán también recalcó, para sustentar que los militantes de esta agrupación son "perseguidos políticos".

En esta línea, el congresista sostuvo que Fajardo no fue invitado por su despacho, por lo que desconocía su presencia en dicha reunión.

Además comentó que es responsabilidad de la seguridad del Congreso de revisar a los que ingresan al Parlamento. Sin embargo, expresó que solo asumirá la responsabilidad que a él le compete.

"Me da pena por la familia de Carlos Malpica, pues ha sido usada bajamente por el Movadef. Pero si aparece un infeliz tendré que asumir la responsabilidad", indicó.