El presidente ecuatoriano, , sostuvo que su país ya hizo lo que "tenía que hacer" en torno al fundador de , , a quien le concedió asilo político en la embajada de en Londres.

Por lo que precisó que el mencionado caso depende de , de Suecia y de la justicia europea.

Sin embargo, el mandatario señaló que aún hay incertidumbres ante una eventual solución del caso de Assange. Cabe recordar que el periodista australiano permanece refugiado en la referida sede diplomática, ya que el Reino Unido asegura tener medios legales suficientes para extraditarlo a , donde se le investiga por delitos sexuales.

En cuanto a esto último, Rafael Correa puntualizó, en entrevista concedida a Europa Press, que el fundador de Wikileaks puede ser interrogado mediante de "Skype, Internet o enviando un fiscal a la embajada".