La informó hoy no emitió opinión favorable previa o posterior a la adquisición del sistema satelital francés adquirido por el Perú bajo la modalidad de "gobierno a gobierno" en la gestión de Ollanta Humala.

Precisó que en la modalidad de adquisición de "gobierno a gobierno" existen vacíos legales y procedimentales que limitaron a la Contraloría conocer pormenores de la adquisición debido a que se encuentra fuera del alcance de la Ley de Contrataciones del Estado.

[ TAMBIÉN LEA ]

Sin embargo, mencionó que en la auditoría realizada, se observó que la falta de regulación permite la discrecionalidad de las entidades o funcionarios y al negociar las compras de "gobierno a gobierno", existen procedimientos y normativa interna que no precisan las funciones y responsabilidades de las comisiones o comités que intervienen.

El Informe de la Auditoría de Cumplimiento N°040-2015-2-0848 incluyó los actos preparatorios hasta la suscripción del contrato, habiendo sido remitido a las autoridades del Poder Ejecutivo en el mes de diciembre de 2015.

Compra sin garantíaRespecto a la compra, la Contraloría detectó que se realizó un estudio de mercado en base a las ofertas solicitadas por la Comisión Técnico Especializada (COTE) a cuatro empresas, a fin de determinar la modalidad de contratación, que fue de gobierno a gobierno, luego de lo cual se negociaron las condiciones contractuales.

Estas empresas son Astrium An Eads Company (ahora Airbus Defense & Security) de Francia; Israel Aerospace Industries (IAI) de Israel, Deimos-Elecnor de España y Surrey Satellite Technology LTD de Inglaterra.

La institución explicó que debido a que no hubo una licitación, bajo los alcances de la normativa de contrataciones, las empresas en ningún momento tuvieron calidad de postores.

"La compra se decidió analizando el costo de las propuestas económicas y la evaluación de variables y criterios técnicos. El incremento de la inversión de la compra de S/ 497'910,858 a más de S/ 573'384,000 fue de conocimiento de las áreas especializadas de la PCM y el MEF", advirtió.

[ TAMBIÉN LEA ]

De lo examinado por la Contraloría, se advierte que el gobierno francés sólo garantiza que el proveedor industrial cumpla con las exigencias de calidad del bien adquirido pero no por el funcionamiento del sistema satelital ni las obligaciones asumidas por el proveedor.

La Contraloría adelantó que realizará una Auditoría de Cumplimiento a la ejecución contractual para verificar si la entrega y puesta en funcionamiento del satélite cumple con las condiciones del contrato suscrito.