, profesor en el IE Business School, explicó que esta medida consiste en que las empresas de Estados Unidos no puedan deducir como gasto los productos importados y, por el contrario, no pague impuestos por los productos exportados.

El propósito, advierte, es fomentar la producción nacional, pero consideró que no es una medida idónea.

Para el esta es una idea "absurda" y no logra sus objetivos finales, ya que la causa principal de salida de puestos de trabajo al exterior se debe principalmente a la menor competitividad del empleo de los Estados Unidos frente a los de otros países y la automatización del trabajo.

Conozca en video sus apreciaciones, así como las implicancias que tendría la aplicación de esta norma que pretende imponer la administración de Donald Trump.