La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema condenó a cinco años de prisión efectiva a , actual presidente de la Cámara Peruana de la Construcción () y segundo vicepresidente de la Confiep.

La sentencia es por el delito de defraudación tributaria, valorizado por la Sunat en S/.8 millones, de la empresa Balarezo Contratistas, en los años 1995, 1996 y 1997. Balarezo era el gerente general. El contador de la empresa, Enrique Acosta, también fue sentenciado a cuatro años de prisión efectiva.

Según un reporte oficial de la Sunat, Balarezo falsificó facturas para tributar menos IGV. Dejó de pagar casi S/.5 millones en IGV, pero sumando los intereses a la fecha, la Sunat estima una defraudación total por S/.8 millones.

El ejecutivo aún no se ha pronunciado sobre el tema. Se espera que el gremio constructor emita un comunicado oficial en las próximas horas.

El fallo de la Corte Suprema, emitido el pasado siete de abril pero recién conocido ahora por los medios, responde a un recurso de nulidad interpuesto por la defensa de los sentenciados, ante una anterior condena sobre el caso dictada por el Poder judicial en el 2013.