La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli, minimizó las en el Congreso en contra de la primera dama, Nadine Heredia, por haber usado el avión presidencial para una visita a Brasil.

Trivelli, quien acompañó a durante el viaje, justificó el uso de la nave, ya que fue una decisión tomada por la Presidencia y, además, que esta tenía horas de vuelo disponible.

Asimismo, sostuvo que las reuniones con las autoridades brasileñas estaban planificadas desde inicios de este año, pero que "por temas de agenda" no se pudieron concretar.

"Si el no cumple un número horas de vuelo cada mes, lo sacan a volar por la costa peruana. El combustible se gasta igual", dijo en RPP.