El canciller Gonzalo Gutiérrez aseguró que con la información recibida por parte de la Marina de Guerra se ha determinado de manera fehaciente que existe un caso de .

"He tomado conocimiento detallado y preciso de los hechos suscitados, y en base a ese conocimiento podemos determinar que hay un caso de espionaje de manera fehaciente, independientemente del avance de la investigación a nivel judicial", afirmó.

Según el ministro de Relaciones Exteriores, anoche conversó con su par chileno y le expresó de forma verbal los mismos conceptos de nota diplomática enviada por la Cancillería peruana, y se espera una respuesta constructiva.

"Un hecho como este no puede quedar ajeno a las relaciones bilaterales y siempre tiene repercusión", dijo en RPP, por lo cual se adoptó la decisión de llamar en consulta al embajador peruano en Santiago de Chile, Francisco Rojas Samanez.

En ese sentido,esperó que haya una respuesta constructiva y precisa por parte de Chile, ya que en el Gobierno se tiene la plena certeza de que las afirmaciones que se enviaron al país del sur son exactas.

Gutiérrez dijo que no podía precisar sobre los temas materia de espionaje, pero rechazó que haya sido sobre la pesca, como indicó uno de los suboficiales implicados en este asunto a un medio de prensa.