A su salida de la primera audiencia de la del litigio marítimo contra Chile en la , el canciller Rafael Roncagliolo se mostró satisfecho por la contundente exposición del equipo peruano encabezado por Allan Wagner, que demostró que no hay ningún tratado de límites marítimos con el vecino del sur.

"No existe ningún acuerdo de y ese ha sido el corazón de la presentaciones que hemos tenido", sostuvo el jefe de la diplomacia peruana.

Roncagliolo, quien se mostró satisfecho por la actuación de en el tribunal internacional, reiteró que nuestro país solicita a la delimitación marítima en la zona de superposición mediante una línea equidistante que debe trazarse desde el punto Concordia.

De igual forma, pidió el reconocimiento de los derechos soberanos del Perú sobre el llamado triángulo externo, que se encuentra dentro de las 200 millas a partir de la costa del Perú y que Chile considera altamar.

El canciller ratificó la plena confianza del Perú en la Corte, a la que acudió "como una opción civilizada y pacífica, como la hacen todos los países del mundo".

"Como han podido apreciar el tono de las exposiciones peruanas ha sido alturado, como corresponde a un caso que involucra a dos países hermanos. En nuestra perspectiva, Perú y Chile debemos caminar por el mismo camino, mirando juntos al futuro. Y nuestro país tiene la certidumbre de que este caso se resolverá bajo criterios estrictamente jurídicos", finalizó.