Los problemas que generó el corte del servicio de agua potable en 14 distritos de Lima Metropolitana puso en la mira las obras del By Pass de la avenida 28 de julio, que construye la empresas OAS por encargo de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML).

"Esto no hubiera sido noticia si la falta de agua en algunas zonas no se hubiese prolongado mucho más de las 24 horas que dijeron que se cortaría el servicio. Algunas voces responsabilizaron únicamente a Sedapal, obviando que esta obra la ejecuta la empresa OAS por encargo de la Municipalidad de Lima", dijo el regidor de Diálogo Vecinal, Hernán Nuñez.

Sostuvo que el corte del servicio es otra de las consecuencias de terminar la obra al "caballazo, como lo quiere el alcalde" de Lima Metropolitana, Luis Castañeda.

[ Lea también

Hernán Nuñez declaró a Gestión.pe que se han detectado irregularidades, como el haberse autorizado la ejecución de la obra sin la aprobación del expediente técnico. Mostró como pruebas documentos fechados el 17 y 18 de marzo del año pasado.

A su turno, el regidor del Partido Aprista, Juan Marticorena, relató que los concejales que apoyan a Castañeda Lossio bloquearon la formación de una comisión para investigar este caso. "Meses después se emitía un expediente técnico al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y otro distinto al Ministerio del Ambiente (Minam). Revisamos y denunciamos las grandes diferencias en los costos de esta obra", anotó.

Tanto Núñez como Marticorena afirmaron que tuvieron que conseguir por otros medios los documentos vinculados a la obra.

PlazosMarticorena dijo que funcionarios de la Municipalidad no han respondido si la construcción está retrasada. "Por los medios de comunicación sabemos que está en 70% u 80%. Hasta la fecha hemos hecho inspecciones informales y no creemos que sea así, se está mostrando el avance de las vías y el techado pero no de manera concreta", afirmó.

El 9 de marzo último el alcalde de Lima visitó la obra y anunció que en , pero los regidores opositores tienen serias dudas de que eso ocurra.

Marticorena recordó que el presupuesto original de la obra fue de poco más de S/ 60 millones, aunque anotó que el monto subirá por las postergaciones. "Es difícil computar a cuánto ascenderán las penalidades por demora, que son un porcentaje de la obra", ańadió.

Sin embargo, mencionó que el monto de la penalidad suele ser entre 5% y 10% del valor de la obra.

"Ya solicitamos información sobre penalidades y garantías para conocer la cifra formal pero el Secretario General dice que no va a responder nada", anotó.