La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, se comprometió a implementar de manera gradual y coordinada con el Perú la sentencia de la que fija el límite marítimo entre ambos países.

Confió en que con la decisión del tribunal internacional se marque un antes y un después en la relación con el Perú, tal como hizo Chile con Argentina al fijar sus límites y con lo hicieran Perú y Ecuador. "Chile es un país que busca la paz", refirió.

Respecto del análisis del fallo de La Haya, coincidió con el presidente Sebastián Piñera y señaló que no comparte y lamenta el hecho que el paralelo que pasa por el Hito Nº1 se extienda y de allí se trace una línea equidistante al suroeste hasta las 200 millas. "Es una pérdida dolorosa", dijo.

Bachelet hizo un llamado a la calma, pues consideró que este debe ser un momento de tranquilidad, ya que la Corte reconoció el argumento chileno respecto del inicio del límite.