Cusco (Andina).- La Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) Cusco dispuso una serie de medidas destinadas a proteger a los visitantes nacionales y extranjeros luego de la caída de varios derrumbes que afectan la carretera Hiram Bingham, que conecta la ciudadela inca con Machu Picchu Pueblo.

El titular de la DDC, , informó hoy que la restricción del ingreso a Machu Picchu se prolongará por varios días, y que se ha dispuesto que en las boleterías ubicadas, tanto en la ciudad de Cusco como en Machu Picchu Pueblo, se realice la devolución del costo del boleto de ingreso o el cambio de fecha de ingreso.

Los derrumbes registrados esta madrugada son consecuencia de las fuertes lluvias y han afectado la curva de ascenso número 6, donde hay más de 200 toneladas de tierra y rocas que han bloqueado la vía.

De igual modo, en la curva número 3 otro deslizamiento provocó que grandes rocas y lodo cubran la carretera, lo que impidió el tránsito de las unidades vehiculares que prestan servicio en dicha vía.

Reportada la emergencia, la dispuso de inmediato que una cuadrilla de 30 obreros, apoyados por personal de la empresa Consettur y el gobierno local de Machu Picchu Pueblo, realice la limpieza de la vía, labor que se prolongará por un lapso de 10 días.

Actualmente, los visitantes se trasladan en las unidades de transporte hasta la curva número 3, punto desde el cual continúan el ascenso a pie, utilizando la vía peatonal.

"A lo largo de esta vía peatonal también hemos desplegado al personal para que preste apoyo a los turistas que, pese a las dificultades, llegan a Machu Picchu", subrayó Ruiz Caro.

Esta vía es utilizada principalmente por jóvenes, ya que los niños y adultos mayores tienen dificultades para cubrir los 4 kilómetros de distancia para llegar a la ciudad inca.

"Estamos realizando un permanente monitoreo y esperamos que la carretera sea rehabilitada en el menor tiempo posible. Mientras tanto seguiremos trabajando", refirió.