Módulos Temas Día

Aumentan pedidos para que Bill y Hillary Clinton cierren fundación caritativa

La fundación anunció que dejará de aceptar al menos algunas donaciones extranjeras y corporativas si Clinton gana la presidencia y que su marido, el ex presidente Bill Clinton, renunciará a la junta del organismo.

notitle

(Reuters) La Fundación Clinton, la organización filantrópica de la familia de la candidata presidencial demócrata estadounidense Hillary Clinton, debería cerrar o transferir sus operaciones a otra entidad pese a su buen trabajo, para evitar la percepción de un accionar poco ético, dijeron el miércoles dos diarios.

Pese a los planes anunciados esta semana para reorganizar la Fundación Clinton si Hillary Clinton gana la elección del 8 de noviembre, el periódico USA Today dijo en un editorial que la organización debe cerrar para que la candidata demócrata evite cualquier imagen de vínculos poco éticos.

"La única manera de eliminar el olor que rodea a la fundación es desactivarla y ponerla en naftalina, a partir de hoy, y transferir su importante trabajo caritativo a otra gran entidad caritativa estadounidense como la Fundación Bill & Melinda Gates", escribió el comité editorial del diario.

El periódico también publicó una columna de Donna Shalala, la presidenta de la Fundación Clinton, en la que argumentó que la entidad ayuda a millones de personas, especialmente en países en desarrollo, y que reducir su trabajo no es tan simple.

"Esta sugerencia ignora cómo funciona la filantropía global y la realidad de que hay seres humanos alrededor del mundo que se verían afectados por estas decisiones", escribió Shalala.

La fundación anunció el lunes que dejará de aceptar al menos algunas donaciones extranjeras y corporativas si Clinton gana la presidencia y que su marido, el ex presidente Bill Clinton, renunciará a la junta del organismo.

Por su parte, el diario The Washington Post dijo en un editorial que esos cambios son insuficientes y deberían haber ocurrido hace tiempo, antes de que Hillary Clinton fuera secretaria de Estado entre el 2009 y 2013.

El pedido de estos dos importantes medios estadounidenses llega en momentos en que el candidato presidencial republicano Donald Trump y otros miembros de su partido han pedido que un fiscal especial investigue lo que califica de corrupción.

Leer comentarios ( )