Aníbal Torres se pronunció por el desastre ecológico ocurrido en el literal.  Foto: archivo GEC
Aníbal Torres se pronunció por el desastre ecológico ocurrido en el literal. Foto: archivo GEC

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, dijo que hay responsabilidad administrativa, civil y penal en la empresa Repsol, principal involucrada en el masivo derrame de petróleo ocurrido en el litoral del Callo y otras playas de Lima.

“El ecoicidio generado por la refinería La Pampilla de propiedad de Repsol no debe quedar impune. Hay responsabilidad administrativa (multa, etc.), civil (indemnización) y penal. Sobre esta última, la Fiscalía debe actuar de oficio”, escribió en su cuenta de Twitter.

El último sábado 15, se vertieron 6.000 barriles de petróleo al océano Pacífico frente a las costas de Ventanilla, siguientemente el crudo se extendió a Ancón, Santa Rosa y Chancay.

Según el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) el derrame de petróleo afectó la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras-Islotes de Pescadores y la Zona Reservada de Ancón.

El derrame del hidrocarburo que viene afectando al ecosistema marino fue producto del fuerte oleaje registrado en la costa peruana tras la erupción de un volcán submarino en Tonga, Oceanía, indicó Repsol.

-Repsol habló con la Marina de Guerra-

El miércoles, la gerente de Comunicaciones de Repsol, Tine van den Wall Bake Rodríguez, afirmó que la empresa “no ocasionó el desastre ecológico”, y que tampoco podrían señalar a los responsables.

“Nosotros estábamos haciendo una descarga desde el día anterior, nosotros llamamos a la Marina de Guerra, les pedimos confirmación acerca de la alerta en las costa del Perú”, señaló la vocera en RPP.

Esto en alusión al fuerte oleaje producido en las costas por la erupción de un volcán en la región Tonga, y que de acuerdo a la Marina no generaba alerta de Tsunami.

TAGS RELACIONADOS