Ante el reclamo de las comunidades de en contra del , que incide en una "posible" contaminación del recurso hídrico en la zona, la (ANA) aseguró estar "en un primer proceso" donde trabajarán de manera participativa para verificar si hay una amenaza real por parte de la minera.

"La ANA garantizará y otorgará las licencias en base a criterios técnicos", dijo Francisco Dumler, secretario general de la entidad. Pero señaló que el Estado solo cuenta con información "aceptable" sobre 27 de las 159 cuencas hidrográficas del país y que "en territorios donde hay nuevas actividades económicas —básicamente mineras e hidroenergéticas— efectivamente tienen poca información respecto a la cantidad, calidad y oferta hídrica".

El también docente en adelantó a Gestion.pe que la ANA insistirá en que "los coloquen información de mayor calidad y cantidad del comportamiento de la cuenca". Esto buscaría evitar conflictos sociales: en el 2012 se atendieron 478 expedientes valorizados en inversiones por US$ 19.2 millones y la tendencia va en aumento.

DiscordiaEl ha manifestado que las actividades de exploración de Candente , a lo que los opositores sostienen que están "en pie de lucha" para prevenirla. Por su parte, el estudio de factibilidad de la minera señala que "en el Perú no existen guías sobre niveles de sedimentos para corrientes de agua".

No obstante, según las guías canadienses (Interim Guidelines), las muestras recogidas en la zona tienen cobre y zinc por encima del 50% de los niveles permitidos, lo cual "no es inusual en las áreas de mineralización natural donde los niveles de efectos probables (PEL) se excedente rutinariamente".

Dumler reconoció que los actores alrededor de proyectos con impacto en el territorio nacional no cuentan con información suficiente oficial sobre su recurso hídrico. "Esa información desapareció en 1984, cuando existía la Oficina Nacional de Recursos Naturales, pero el Perú ha cambiado mucho en estas décadas", y afirmó que la ANA está trabajando para recoger esos datos.

Líderes de algunas comunidades en han señalado —que recorre Piura, parte de Lambayeque y Cajamarca— si Candente continúa con su exploración.

Sin embargo, el reporte de factibilidad de la empresa ha identificado al río Cañariaco (subcuenca del Huancabamba) y Quebrada Yerma, e indica la presencia de especies nativas de peces río abajo a "40 kilómetros de la ubicación del proyecto".