Sandra Alvarado S. Sandra.alvarado@diariogestion.com.pe

¿Cómo observa este panorama electoral? Se nos adelantó la campaña. La campaña se ha adelantado sin duda. Creo que se va a ir poniendo más turbulenta.

Los ataques no tienen tregua… Creo que los actuales actores políticos tienen muchas cuentas por rendir, muchas de ellas vinculadas a la corrupción. La gente así lo percibe y creo que hay posibilidades solo para dos cosas.

¿Cuáles? Para que eso permita a la gente elegir mejor, por lo tanto ir descartando entre los que más cuestionamientos tienen, o entender que eso ya no es significativo, y que todos son iguales y finalmente cualquiera que llegue será igual. Lo cual sería el ámbito más peligroso.

Ollanta Humala está a punto de culminar su mandato, al hacer un recuento de su gestión ¿Cree que el presidente ha defraudado a sus electores? Ollanta Humala no fue, y eso ha sido bueno, lo peor que algunos imaginábamos que podía ser. No terminó haciendo del Perú un satélite de Venezuela. Ese hubiera sido el escenario más dramático para la democracia en el Perú.

¿No cayó en los extremismos pero se le podrá recordar por haber hecho una gestión? Los cinco años perdidos de Humala pasan por su falta de interés de hacer una reforma de fondo. Lo que ahora quiere exhibir como algo fundamental es el tema de la Educación, y creo que allí se han hecho reformas importantes, pero pudo estar acompañado de una reforma sustantiva en el sistema político y generar bases para una representación nueva y vinculada a la gente.

Uno de puntos fuertes de su campaña fue el de la seguridad, sin embargo la población está descontenta frente a una realidad que deja en evidencia que no se ha avanzado mucho en ese sector. Debió hacer una reforma en el ámbito de la reforma de seguridad ciudadana. A él se le percibía como una persona que en su condición de militar iba a hacer algo importante y no lo hizo. No hizo nada significativo en la lucha contra la corrupción y más bien termina con serios cuestionamientos sobre corrupción.

Hay quienes han llegado a catalogar a este Gobierno como uno de los más corruptos. Tampoco es verdad que este es el peor Gobierno que hemos tenido. Desilusiona sí, porque a diferencia de otros el prometía un matiz y cambio pero terminó siendo absorbido.

Nadine Heredia ahora resta¿Nadine Heredia pasó de sumar a restar a la imagen del Gobierno? La principal responsable de desdibujamiento del presidente Ollanta Humala por su inmadurez personal y política es Nadine Heredia. Es dramático. El problema no es Nadine sino que Ollanta Humala haya permitido que fuera así y eso hay que reclamarle al mandatario.

Se cierra la puerta a la izquierda Muchos creyeron que se abría una oportunidad para la izquierda con la elección de Humala y luego vino la elección de Susana Villarán. ¿Cómo queda la izquierda perdió su oportunidad? Creo que con lo que pasó con Humala y Villarán, por otras consideraciones termina cerrándole la puerta a un sector progresista, de izquierda, que pudo seguir levantando las banderas.

La desunión de la izquierda es evidente, no se pueden poner de acuerdo para ir en las elecciones 2016. Estamos frente a una izquierda desubicada incapaz de darse cuenta que el problema no es acomodarse en la lógica de quien es mejor para ellos sino en buscar vincularse con la gente y presentarse como una opción para resolver sus problemas.

Glatzer Tuesta, Ollanta Humala, Nadine Heredia.