Módulos Temas Día

Jean-Michel Cousteau en Perú: Energías renovables, el único rumbo para salvar la Amazonía

El hijo del legendario Jacques Cousteau estuvo en el Perú el mes pasado para emprender una nueva aventura por la Amazonía, esta vez junto al equipo de Aqua Expeditions. Conozca la experiencia y reflexiones que le dejó este viaje.

Jean-Michel Cousteau

Jean-Michel Cousteau

La Amazonía cuenta con mejores fuentes de energía que quizás cualquier otro lugar del mundo, pero los pueblos de la zona “están llenos de cables de luz generada por petróleo”: esa fue una de las primeras impresiones que se llevó el explorador y ambientalista francés Jean-Michel Cousteau tras su reciente visita a la selva peruana.

Para el hijo del renombrado explorador marino Jacques Cousteau, el sol, viento y corrientes de agua en la Amazonía permiten generar energía para todos los pobladores de la región. “Debemos parar de abusar de esta gente, sobre todo con la industria petrolera. No queremos dejarlos fuera del negocio, queremos que cambien a nuevos negocios”, anotó Jean-Michel, luego de participar en una excursión turística de Aqua Expeditions a principios de febrero.

“Cuando recorrimos la Amazonía, fuimos a sitios protegidos donde las autoridades tenían instalaciones que contaban con paneles solares, pero si vas a otras aldeas, se puede ver que tienen cables por todos lados y luces en las calles o cerca de sus casas. Toda esa energía es generada por combustibles y petróleo. Esa gente no sólo recibe la contaminación, sino que tienen que pagar por ella de forma constante. Pero si tuvieran panales solares, estos funcionarían por años”, comenta el también arquitecto y director de documentales.

El explorador de 79 años, quien visitó la Amazonía por primera vez en la década de 1980, advirtió que el “pulmón” del planeta está siendo invadido por muchas personas que quieren explotar sus recursos y por ende “es importante que los países que albergan esta región, entre ellos el Perú, garanticen una comunicación real entre los encargados de tomar decisiones para su conservación, ya sean gobiernos o industrias”.

Además, el fundador de Ocean Futures Society resaltó que es crucial poner énfasis en la educación para hacer entender a la gente que la Amazonía es una parte fundamental del planeta a la cual todos estamos conectados. “Lo que salga de estos ocho o nueve países va al océano. He tenido el privilegio de practicar buceo por 73 años y les aseguro que las cosas no están mejorando en el océano”.

En opinión del ecologista, “no existen residuos en la naturaleza, todo es un recurso, necesitamos recogerlos y reciclarlos y la gente haría dinero con ello; así mismo, las industrias petroleras entenderían que pueden seguir ganando dinero al reducir gradualmente el uso que le han dado por tradición a los recursos, y enfocarse más en el viento, el sol y las corrientes de los ríos”.

Y para ello propone un rumbo conciliador, “la idea no es condenar o criticar a la gente, lo que uno quiere es tocar sus corazones, ellos tienen familias e hijos. También se preocupan por el futuro. Pero sus obligaciones son ahora, necesitamos ayudarlos a hacer un puente con el futuro. Sabemos que eso funciona y lo hemos hecho en muchas partes del mundo”.

Cousteau recordó que en otra ocasión mientras visitaba la selva colombiana vio como una persona salvó de morir tras ser mordido por una serpiente. “Le pusieron en la herida unas abejas y 20 minutos después, esta persona se puso de pie y siguió caminando. Necesitamos aprender estos conocimientos en vez de inventar cosas en otros lados, creando y usando muchos químicos que podemos evitar. Enfoquémonos solo en la naturaleza”.

Para el hijo del comandante Cousteau, ya no hay fronteras en el mundo y la Amazonía es buen ejemplo de unión entre varios países, “yo no sé si estoy en Brasil, Perú, Colombia, Venezuela o ese pequeño territorio francés que es parte de la Amazonía. Ya no hay más fronteras, solo hay un sistema de agua y este se recicla una y otra vez”.

“Si fuera peruano, colombiano o brasileño, trataría de juntar a todas las autoridades de estos países para decidir sobre cómo proteger la Amazonía. Y con ello no solo protegeríamos esta región, sino a nosotros mismos. Nunca olvidemos que somos la única especie que tiene la habilidad de cambiar esto, ese es el privilegio que tenemos. Si desaparecemos la naturaleza va a continuar, ha estado aquí antes de nosotros”, concluyó.

Leer comentarios ( )

Ir a portada