La mezcla de buena intención e ignorancia es una bomba atómica, como la de Venezuela hoy o la de nuestro país en 1985-1990. (Foto: GEC)
La mezcla de buena intención e ignorancia es una bomba atómica, como la de Venezuela hoy o la de nuestro país en 1985-1990. (Foto: GEC)

TAGS RELACIONADOS