“Hemos contado con el asesoramiento del FMI. Este trabajo estadístico tiene como objetivo central tener una estructura de consumo IPC más cercana a la realidad”.
“Hemos contado con el asesoramiento del FMI. Este trabajo estadístico tiene como objetivo central tener una estructura de consumo IPC más cercana a la realidad”.

Jefe del INEI

Las preferencias de consumo de productos por parte de los hogares van cambiando con el paso del tiempo. Algunos artículos adquiridos regularmente dejan de formar parte de los gastos cotidianos y son reemplazados por otros que ganan prioridad en el presupuesto y consumo familiar. Por ello, medir la evolución de los precios en forma periódica es una actividad relevante para el INEI.

Según recomendaciones internacionales, el cambio de Año Base del Índice de Precios al Consumidor (IPC) debe realizarse cada cinco años. Para ello el INEI ejecuta periódicamente encuestas de presupuestos familiares que permiten construir una Canasta de Consumo, la cual constituye un insumo básico para la actualización de la medición de los precios al consumidor.

Luego de tres años de trabajo y tras la ejecución de la Encuesta Nacional de Presupuestos Familiares, del análisis de su base de datos, del cálculo de la ponderación de cada producto, de la determinación de marcas, presentaciones y características de los productos que más consumen las familias, así como de la verificación de los principales lugares y frecuencia de compra donde se adquieren los bienes y servicios, el INEI presentará el 1 de febrero la variación de los Precios al Consumidor, considerando la nueva estructura de consumo de Lima Metropolitana, de 26 ciudades del país y a nivel nacional.

A partir del mes de enero de 2022 se amplía el número de productos investigados para el cálculo de los precios al consumidor. Hasta diciembre se investigaban 768 productos a nivel nacional, ahora se investigarán 801 productos. En el caso de Lima Metropolitana se incrementa de 532 a 586 (54 más) el número de productos investigados.

Algunos nuevos productos que se incluyen en la Canasta son: Servicios de comunicación en paquete (Dúos, tríos, full, etcétera); suscripción de servicios audiovisuales por streaming (Netflix, Spotify, Disney, etcétera); servicio de reparto y entrega de productos a domicilio, cuidados médicos a animales domésticos, productos médicos de protección personal (guantes quirúrgicos, mascarillas, etcétera); entre otros.

Contrariamente, otros productos se excluyen de la Canasta por su menor consumo o preferencia por los hogares. Es el caso de: Teléfono larga distancia nacional e internacional, servicio de teléfono público, tarjetas telefónicas, cámaras fotográficas digitales, DVD, confección de ternos, etcétera.

Es importante mencionar que los productos seleccionados en la canasta del IPC deben cumplir los siguientes atributos: Ser representativos del gasto familiar, ser de consumo frecuente en los hogares, tener factibilidad en su captación de precios y representar a productos no incluidos.

De otro lado, no solamente aumenta el número de productos, sino que incrementamos los establecimientos comerciales donde recolectamos sus precios. En el caso de Lima Metropolitana han aumentado de 42 a 50 mercados de abastos que investigamos semanalmente. En relación con automercados y minimarkets estamos pasando de 56 a 102, y en lo referente a establecimientos comerciales y de servicios, el número de negocios investigados mensualmente pasan de 8,065 a 9,058.

La ejecución de esta actividad no ha sido realizada solo por el INEI, hemos contado con el asesoramiento del Fondo Monetario Internacional y de diversos centros de investigación. Este trabajo estadístico tiene como objetivo central tener una estructura de consumo del IPC más cercana a la realidad, que permita medir el crecimiento de los precios de los productos que compran las familias con una estructura de consumo actualizada y con mayor amplitud en el número de productos y, en el número de negocios.


TAGS RELACIONADOS