Módulos Temas Día

Editorial: La última cita 

Editorial de Gestión. "El país merece respuestas y no por cuentagotas" 

Editorial: La última cita

Editorial: La última cita

Editorial: La última cita

Editorial: La última cita

LAVA JATO. Hace cuatro días señalamos que “el país necesita respuestas del mandatario, sin importar si son por escrito o no”, haciendo alusión a que la comisión Lava Jato debe terminar con la discusión estéril sobre si el presidente responde en persona o por escrito las interrogantes de los congresistas, y apurar la lista de preguntas, estableciendo claramente que las respuestas del mandatario serán objeto de varias rondas de repreguntas hasta que se despejen las dudas existentes.

Hoy este pedido de respuestas es más urgente, pues si bien hace un mes el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguraba —a través de un tuit— no haber tenido vínculo profesional con Odebrecht, el sábado en una entrevista radial precisó que en el año 2012 brindó asesoría a la empresa H2Olmos, que forma parte del grupo brasileño, con lo cual queda claro que es necesario conocer de manera completa toda la verdad.

Esta nueva declaración es lo que ha motivado a la mayoría de la comisión Lava Jato a insistir, por última vez, en citar al presidente, desechando la propuesta del congresista aprista Mauricio Mulder, de proceder, de una vez, a enviar un pliego de preguntas “así sean 200 o 300”, pedido secundado por el congresista Jorge Castro, del Frente Amplio, y que contó con el rechazo de la parlamentaria fujimorista Karina Beteta, para quien enviar un pliego de preguntas significaría un mal precedente, posición compartida por la presidenta de la comisión, Rosa Bartra, quien insiste en que el presidente responda en persona a las interrogantes.

Esta nueva citación, que seguramente tendrá la misma respuesta que las anteriores, solo dejará en evidencia que el interés (de ambas partes) por la confrontación política, es más importante que conocer la verdad.

Por lo pronto, el mandatario ha indicado que su esposa, Nancy Lange está dispuesta a acudir a la comisión Lava Jato cuando sea citada, a pesar de que su bancada se mostró en contra del requerimiento planteado por la congresista Vilcatoma. La comisión tendrá que cuidarse mucho de que la presentación de la primera dama sirva únicamente para tratar de conocer si existía alguna relación entre las empresas First Capital y Latin America Enterprise Capital Corporation y no convertirla en una vendetta frente a la negativa de PPK de acudir a la comisión, pues eso solo perjudicaría la ya mellada imagen de dicho grupo y del Congreso.

El presidente tiene el derecho de no ir a la comisión Lava Jato, pero necesita contestar las interrogantes de la población de manera directa y no por capítulos. El país merece respuestas y no por cuentagotas.

Tags Relacionados:

editorial de Gestión

Leer comentarios ( )