Módulos Temas Día

OpinióN

Editorial: Sincronía rota

Editorial de Gestión: "La inversión pública se contrajo 3.1% y si bien la privada sí se expandió, lo hizo a una tasa que indica una desaceleración ( 1.6%)”

Inversión pública

La inversión pública creció en octubre tras las caídas en setiembre y agosto. (Foto: USI)

(Foto: USI)

Situación Económica. En los dos últimos trimestres del 2017 y los dos primeros de este año, tanto la inversión pública como la privada crecieron y, en todos esos cuatro periodos, a tasas superiores a 4%, según cifras del INEI. Esa grata y poco común coincidencia llegó a un final abrupto durante el tercer trimestre: la inversión pública se contrajo 3.1% y si bien la privada sí se expandió, lo hizo a una tasa que indica una desaceleración (1.6%), que esperamos sea pasajera.

Las estadísticas trimestrales tienen la ventaja de “suavizar” los vaivenes que pueden presentarse de un mes a otro, y en el caso del gasto del Gobierno, han servido para atenuar los altibajos mensuales registrados en la inversión pública en el periodo de doce meses terminado en setiembre. Pero cuando las caídas son muy pronunciadas, y consecutivas, ni siquiera los datos trimestrales funcionan para mitigar el galimatías que es la ejecución del presupuesto, en los tres niveles de gobierno.

En su Reporte de Inflación (RI) de setiembre, el BCR proyectaba que la inversión pública crecería 9.9% este año, aunque a la luz de los últimos datos es probable que revise ese cálculo a la baja cuando publique su próximo RI, el próximo mes. No obstante, el mayor riesgo para la inversión pública no es el actual trimestre, sino el que empezará en enero.

Las autoridades del Gobierno Nacional, encabezadas por el presidente Martín Vizcarra, se están reuniendo con los gobernadores y alcaldes electos para coordinar acciones que eviten una ralentización del gasto cuando asuman sus funciones , pero también sería recomendable que haga lo propio con sus ministros, pues el reciente retroceso de la inversión pública fue causado mayormente por la ejecución presupuestal a cargo del Gabinete.

La inversión privada se recuperó en el tercer trimestre del año pasado, luego de trece trimestres consecutivos de caídas. Este año mas bien se desaceleró, lo cual quedó registrado con la reducción de la compra de bienes de capital industrial, agrícola y de uso general, lo que significa que el efecto no fue exclusivo de un solo sector.

Algunos analistas y empresarios han atribuido ese enfriamiento al ruido político, hipótesis que podría comprobarse si en el actual trimestre la inversión privada continúa creciendo a un ritmo modesto. En todo caso, el Gobierno tiene que comenzar a emitir señales para asegurarle al capital de mediano y largo plazo que cuenta con una agenda económica con reformas, planes y cronogramas que está dispuesto a cumplir.

Tags Relacionados:

inversión pública

BCR

Leer comentarios ( )