Módulos Temas Día

opinión

Editorial: En modo repetitivo

Editorial de Gestión. "Este año será crucial para el Gobierno en materia social por dos motivos: la reducción de la pobreza y de la anemia”.

Midis

(Foto: Midis)

(Foto: Midis)

PROGRAMAS SOCIALES. Hoy, la titular del Ministerio de Inclusión y Desarrollo Social (Midis) se presentará ante el Congreso pues, una vez más, se ha anunciado una reforma de los programas sociales. Desde que el Midis entró en funcionamiento, en octubre del 2011 –fue creado justamente para aplicar una reingeniería integral en la política social–, casi todos los que han ocupado esa cartera consideraron necesario hacer mejoras y modificaciones, a la par que creaban nuevos programas que transcurrido un tiempo había que fusionar.

La ministra Liliana La Rosa está siguiendo al pie de la letra esa fórmula. La semana pasada, anunció que, durante enero y febrero, estarán en “modo: política nacional de desarrollo e inclusión social” y, por supuesto, informó que los programas Juntos, Pensión 65 y Contigo serán fusionados en uno nuevo llamado Progresa. Lo novedoso en esta ocasión es que el plan para remozar la política social será puesto a consideración de gremios empresariales, pequeños empresarios, comedores populares, pueblos originarios, la comunidad LGBT+, entre otras instancias.

Quizás esa consulta con la sociedad civil le sirva al Midis para articular mejor sus canales de coordinación con proveedores y beneficiarios de los programas sociales, así como para fijar las pautas de un proceso de mejora continua de sus operaciones y servicios –que suena menos atractivo que anunciar reformas todo el tiempo, pero puede ser más eficiente–.

Este año será crucial para el Gobierno en materia social por dos motivos. En primer lugar, en mayo se sabrá si el año pasado se logró revertir el aumento de la pobreza registrado en el 2017. El INEI ya debe haber culminado su encuesta, de modo que, si hay malas noticias, habría que esperar otro anuncio de reforma de los programas sociales dentro de unos meses.

El segundo factor clave es la reducción de la anemia. Los datos todavía no se han actualizado y los últimos disponibles son al primer semestre del 2018 –que precisamente mostraban un empeoramiento–. Además, hay que recordar que la lucha contra la anemia recién se convirtió en política de Estado bajo el mandato de Martín Vizcarra, y que el año pasado se trabajó en poner en marcha un plan articulado multisectorial con un responsable claro (el Midis). Está por verse si la ministra La Rosa tuvo la capacidad y la voluntad de implementarlo.

Para empezar, el Midis debería cada año presentar un informe de los avances en los objetivos que se han fijado en cada programa social. Por ejemplo, ¿el programa Juntos sigue incorporando beneficiarios, pero sin que los más antiguos consigan graduarse?

Leer comentarios ( )