Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Regalo minero 

Editorial de Gestión. "Sin mayores inversiones no se podrá mejorar el PBI potencial y dar un salto de mayor crecimiento económico”.

Quellaveco

Quellaveco (Foto: Andina)

Quellaveco (Foto: Andina)

Foto: Andina

INVERSIÓN. Diez años después de firmado el contrato con Las Bambas —el proyecto minero más grande en el país— ayer se anunció el inicio de la ejecución del megaproyecto minero Quellaveco para la producción de cobre en Moquegua, que estará a cargo de consorcio Anglo American - Mitsubishi.

En medio del caos político que vive el país, esta noticia es positiva desde diferentes puntos de vista. Pensando en el tema netamente económico, representa un punto de inflexión porque se trata de una inversión en el rango de US$ 5,000 millones a US$ 5,300 millones, y las últimas inversiones mineras han sido proyectos menores. En el primer año de construcción, Quellaveco contribuirá hasta con 2.4 puntos porcentuales en la inversión privada y 0.4 puntos porcentuales en el PBI. Además, el proyecto incrementará en más de 12% la producción cuprífera nacional.

A nivel de empleo, generará alrededor de 9,000 puestos de trabajo directos y hasta 30,000 puestos de trabajo indirectos e inducidos. También marca el reinicio de los grandes proyectos greenfield y da pie a esperar que otras iniciativas en la lista del Ministerio de Energía y Minas puedan ver la luz este año como Pampa de Pongo, Mina Justa, Corani, Quecher Main, Ariana, entre otras.

Pero también tiene un simbolismo especial. Ese proyecto cuenta con licencia social, y fue el presidente Martín Vizcarra, quien en su faceta de gobernador regional de Moquegua incentivó este trabajo. Así, Anglo American creó un fideicomiso de S/ 1,000 millones, que desde el 2012 ha financiado diversos proyectos para mejorar la calidad de vida de los pobladores de la región.

Quellaveco es una muestra y tal vez un ejemplo de que hoy existe un entorno menos belicoso en la actividad extractiva, del que había en el Gobierno de Ollanta Humala y que poco a poco los conflictos han dejado de ser ideológicos y que si la gente se opone a algunos proyectos es más por la falta de beneficios directos. La población busca ahora una utilidad práctica que muchas veces puede manejarse a través de transferencias económicas y apoyos directos.

Finalmente, esta iniciativa anima a los inversionistas y no solo en el sector minero sino también en otros rubros lo cual resulta de vital importancia porque sin mayores inversiones no se podrá mejorar el PBI potencial y dar un salto de mayor crecimiento económico.

Leer comentarios ( )