Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Lluvia de millones

Editorial de Gestión. "No hemos escuchado la voz del ministro de Economía, Carlos Oliva. ¿Saldrá a explicarle al país?”

Carlos Oliva, ministro de Economía y Finanzas. (Foto: USI)

Carlos Oliva, ministro de Economía y Finanzas. (Foto: USI)

Carlos Oliva, ministro de Economía y Finanzas. (Foto: USI)

POPULISMO ECONÓMICO. El año pasado, el Congreso decidió ordenar que los trabajadores del régimen CAS fueran incorporados a planilla bajo el régimen laboral 728, generando un impacto anual de S/ 414 millones en el presupuesto de Essalud. Ayer, 81 parlamentarios aprobaron modificar la base sobre la que se paga la CTS a los trabajadores del régimen 276, medida que significará un gasto adicional de S/ 700 millones en tres años.

Lo que preocupa es que los congresistas desconocen que el presupuesto de Essalud no sale de las arcas del Estado, sino que depende exclusivamente del aporte que hacen las empresas por sus trabajadores y del pago que realizan los jubilados —aunque los parlamentarios siguen creyendo que el aporte es dinero del sueldo de los trabajadores, como dijo Marco Arana, del Frente Amplio—. Essalud no tiene partida presupuestal, por lo que no puede pedirle un aumento de ingresos al fisco para cubrir el forado que le están generando.

Los argumentos de los congresistas que votaron a favor de la medida se centraron en la defensa de los derechos de los trabajadores. Sin embargo, la norma se circunscribe solo a Essalud y no al universo de 112,000 empleados que están en el régimen de la 276 en diversas entidades estatales. Si, tal como declaró la bancada fujimorista, “no va a temer respaldar a los trabajadores por un principio de equidad”, es lógico esperar que muy pronto los trabajadores de la 276 de otros sectores pidan el mismo trato, generándole un costo de S/ 1,880 millones al fisco.

Pero parece que no basta con el populismo desde el Parlamento. El presidente Martín Vizcarra anunció un aumento de 10% para los docentes durante el próximo año, lo que implicará que terminarán el 2019 con un piso salarial de S/ 2,200 e implica un incremento de S/ 700 millones en la partida presupuestal del Minedu. Pese a este anuncio, el Sutep parece dispuesto a plantear una nueva huelga, pues considera que este incremento es muy poco y no los acerca a la meta de tener una UIT (S/ 4,150) como piso salarial en el 2021.

La presidenta de Essalud, Fiorella Molinelli, ha salido a explicar los riesgos de la medida aprobada por el Congreso, pero no hemos escuchado la voz del ministro de Economía, Carlos Oliva, respecto al peligroso precedente que está sentando el Parlamento o a la viabilidad de los requerimientos del Sutep. ¿Saldrá a explicarle al país?

Leer comentarios ( )

Ir a portada