Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Leve mejoría

Editorial de Gestión. "El impulso de la inversión pública solo correspondió al Gobierno nacional, pues la de gobiernos regionales y locales fue deficitaria”.

Economía peruana

Si la inversión pública nuevamente sorprende en diciembre con un alto crecimiento, el PBI podría expandirse cerca de 4% este año, señaló el BCP. (Foto: GEC)

 (Foto: GEC)

PRODUCCIÓN. Según el INEI, el PBI creció 3.19% en marzo, y como no ocurría desde hace algunos meses, el resultado coincidió con el promedio de los cálculos privados (3.2%). El efecto multiplicador de la inversión pública fue uno de los principales factores de esa leve recuperación de la producción, pues generó un aumento de la construcción (5.77%), que además influyó favorablemente en la industria y el comercio de los insumos que utiliza.

Marzo fue el primer mes del año en que manufactura se expandió, lo mismo que minería metálica, mientras que comercio registró su tasa más alta desde marzo del año pasado, arrastrado por el buen desempeño de sectores como agro, energía y transportes, además de construcción. Hay que anotar que el impulso de la inversión pública solo correspondió al Gobierno nacional (ministerios, principalmente), pues la ejecución presupuestaria de los gobiernos regionales y locales todavía fue deficitaria, lo que indica que el periodo de aprendizaje de las nuevas autoridades todavía continuaba.

No obstante, el acumulado del primer trimestre del año (2.28%) aún se ubicaba dentro del rango de la desaceleración y el de tres sectores seguía siendo negativo –pesca, manufactura y minería e hidrocarburos–. Además, teniendo en cuenta que el año pasado abril y mayo fueron los meses de mayor crecimiento, y con tasas que entusiasmaron a muchos (7.9% y 6.68%, respectivamente), habrá que ser muy cautos con las expectativas, pues el efecto estadístico podría no jugar a favor de los resultados del PBI del presente mes y del anterior. Para los meses siguientes, habrá que tener en cuenta el recrudecimiento de la guerra comercial de Trump.

El INEI también publicó sus informes de empleo. En la capital, la tasa de desempleo en el trimestre móvil febrero-abril (7.3%) se mantuvo invariable respecto al mismo periodo del año pasado, aunque el subempleo disminuyó en un punto porcentual hasta 33.3%. Llama la atención que el empleo solo aumentó en servicios, mientras que disminuyó en comercio, manufactura y construcción, pero como el primero tiene mayor peso, el resultado total fue un ligero incremento (0.4%).

A nivel nacional, los datos corresponden al trimestre móvil enero-marzo. En ese periodo, el empleo aumentó 1.6%. A diferencia de Lima, comercio y manufactura se sumaron a servicios en la generación de puestos de trabajo, mientras que hubo disminución en construcción y agricultura. El desempleo pasó de 5.2% a 5%, mientras que el subempleo aumentó más que el empleo adecuado. En tanto, la informalidad seguía afectando a dos tercios de la población ocupada. Por lo visto, el crecimiento del PBI no ha impactado en la precariedad laboral.

Tags Relacionados:

editorial de Gestión

PBI

Leer comentarios ( )